Search Icon
header-learningCenter

CONSEJOS RÁPIDOS

Financiando su Educación Universitaria


Este año, más de 1.5 millones de estudiantes y sus familias pasarán a través de 5 millones de cartas de aceptación de universidades buscando la opción perfecta para sus necesidades educativas. Sin embargo, una consideración más grande es encontrar el dinero para poder financiar esa educación. Según el “College Board”, el costo promedio anual para asistir a cuatro años de una universidad pública es $8,244.00. Para estudiantes fuera del estado es más que el doble $20,770.00 y para universidades privadas se triplica a $28,500.00.  Esos costos no incluyen vivienda, gastos diarios y libros. No nos sorprende que la deuda nacional en préstamos estudiantiles es de $ 1 billón. Es muy importante que los estudiantes y sus familias no solo busquen recursos que reduzcan gastos educacionales a su bolsillo, pero también deben tener expectativas realistas de lo que el pago del préstamo estudiantil será luego de la graduación. Apprisen ofrece estos recursos para ayudarlo a navegar el camino, de lo que podría ser la pesadilla de un préstamo estudiantil.

Investigue varias opciones de préstamos y elija la mejor para usted.

  • Las Becas Pell son becas federales que no tienen que ser repagadas y son otorgadas basado en su necesidad financiera, hasta $5,550 por año.
  • “Military Tuition Assitance”: Miembros de servicios (activos y en reserva) son elegibles a recibir hasta $4,500 por año. Los beneficios del “Military Tuition Assistance” no necesitan ser repagados.
  • Los beneficios de “GI Bill” ofrece educación para miembros de servicios y veteranos. Estos fondos cubren cuota de matrícula y honorarios, una mensualidad para gastos diarios y un libro anual de remuneración. Los beneficios del “GI Bill” no necesitan ser repagados.
  • Los Préstamos Perkins/”Perkins Loans” son prestamos de bajo interés para estudiantes con excepcional necesidad financiera y no acumulan intereses mientras están matriculado en la universidad, hasta $5,500 por año.
  • Préstamos subsidiarios de Strafford son prestamos federales para estudiantes que demuestran necesidad financiera y que no acumulan interés mientras que el estudiante este matriculado en la universidad. Estos préstamos tienen que ser repagados, están disponibles hasta un monto de $3,500 por año.
  • Préstamos de Stafford que no tienen subsidio no requieren que estudiantes demuestren necesidad financiera pero si acumulan interés mientras que el estudiante está en la universidad. Todo estudiante sub-graduado que sea dependiente puede pedir prestado hasta $5,500 por año. Todo estudiante sub-graduado independiente el límite sube a $9,500 por año.
  • Préstamos privados a veces tienen tasas de interés variables, requieren chequeo de crédito y/o un co-signatario y no tienen muchas de las opciones de repago como los prestamos federales de estudiantes. Los estudiantes tienen que agotar todas las opciones de becas y préstamos federales antes de tomar un préstamo privado.

El Buró de Protección Financiera al Consumidor está lanzando una nueva herramienta en su sitio web que le dará una oportunidad a que estudiantes y sus familias acecen una visión de cómo sus decisiones de hoy día podrían afectar su carga de deuda después de su graduación, cuando consideran préstamos estudiantiles. Aunque en este momento es solo un prototipo, ésta herramienta puede proveerle comparaciones de diferentes universidades y de cuál sería su pago mensual estimado del préstamo estudiantil. A pesar de que todavía están trabajando en mejorar este recurso, esta herramienta le dará información básica para que usted pueda hacer una decisión final financiera más informada. Para accesar esta herramienta, visite www.consumerfinance.gov.

Como financiar su educación universitaria es una decisión que impactara sus finanzas por muchos años venideros. Tome su tiempo y haga su tarea de comparación y se asegurará de que está haciendo una decisión informada.



Apprisen BBB Business Review United Way