Search Icon
header-learningCenter

CONSEJOS RÁPIDOS

Débito Vs. Crédito

 

2Cards 

Apuesto a que la mayoría de las veces cuando usted camina a una caja registradora, usted hace su compra usando una tarjeta de plástico. Las tarjetas de débito y tarjetas de crédito se usan con tanta frecuencia y tan similarmente que muchos estadounidenses no ven una diferencia entre ellas. Desafortunadamente, hay diferencias muy importantes entre los tipos de tarjetas. Como consumidores, necesitamos saber en qué se diferencian.

 

Vamos a comenzar con lo básico.

Las tarjetas de crédito le proveen acceso a un préstamo del emisor de la tarjeta. Cuando usted realiza una compra con una tarjeta de crédito, usted está usando el dinero del banco no el suyo. A cambio de utilizar el dinero del banco, se le cobrarán intereses y honorarios. Al usar una tarjeta de crédito usted puede gastar dinero que no tiene en el banco. Debido a que las tarjetas de crédito son una forma de crédito, el usarlas responsablemente es una gran manera de construir un buen historial de crédito. Sin embargo, el mal uso de una tarjeta de crédito o el hacer pagos irregulares puede afectar su puntaje de crédito con la misma facilidad.

Las tarjetas de débito le dan acceso a su propio dinero. Al usar una tarjeta de débito, el dinero se remueve de su cuenta de cheques como si hubiese escrito un cheque. Usando una tarjeta de débito, usted sólo puede gastar el dinero que tiene en el banco. Las tarjetas de débito requieren que se introduzca un número PIN para la mayoría de las transacciones, haciendo su uso un poco más difícil para los ladrones que las tarjetas de crédito.

Las tarjetas de crédito y débito ofrecen diferentes grados de protección.

Las tarjetas de crédito proveen una mejor protección contra el uso fraudulento. Si su número de tarjeta de crédito es robado y los ladrones lo usan para hacer compras, usted está mejor protegido que si le roban el número de tarjeta de débito. Si usted reporta su tarjeta de crédito perdida o robada antes que los ladrones la utilicen, usted no es responsable en lo absoluto. Si usted reporta la pérdida de su tarjeta después que es usada, su responsabilidad está limitada a sólo $50. El uso fraudulento de su tarjeta de crédito significa que el dinero del banco está siendo robado, no el suyo. Como resultado, el banco estará bien motivado en resolver el problema.

Usar una tarjeta de crédito también le permite prevenir que se hagan pagos cuando usted no está satisfecho con los productos o servicios que haya adquirido.

Las tarjetas de débito ofrecen menos protección contra el uso fraudulento.  Cuando los ladrones usan su tarjeta de débito el dinero sale directamente de su cuenta bancaria. Esto significa que su dinero ha desaparecido, y que cheques legítimos pueden rebotar. Su flujo de dinero es impactado directamente. Sin embargo, usted no estará completamente solo. Si usted reporta la perdida de la tarjeta antes que los ladrones la utilicen, usted está completamente protegido de la responsabilidad. Si usted reporta la pérdida dentro de dos días del fraude, su responsabilidad es de sólo $50. Entre dos y sesenta días después de que el fraude es cometido su responsabilidad salta a $500. Después de sesenta días, usted es responsable por el monto total del fraude. Debido a la desventaja tan significante con el fraude de tarjetas de débito, siempre se debe pensar dos veces antes de hacer una compra en línea con una tarjeta de débito.

 

Si las tarjetas de crédito ofrecen tanta protección, ¿Por qué debo utilizar una tarjeta de débito?

Las tarjetas de débito le ayudarán a resistir el gastar en exceso y aliviará el esfuerzo de mantener un presupuesto. Debido a que las tarjetas de débito limitan sus gastos al dinero que usted tiene en el banco, usted no puede gastar dinero que no tiene.  El usar el estado de cuenta mensual de su tarjeta de débito es una excelente herramienta para rastrear dónde usted gasta su dinero.

Las tarjetas de débito son una mejor manera para obtener acceso a dinero en efectivo real. El tomar un adelanto en efectivo de su tarjeta de crédito es como sacar un préstamo personal muy caro. Recuerde que las tarjetas de débito solo le dan accedo a su propio dinero, no importa si usted está sacando el dinero de un cajero automático o está realizando una compra en una caja registradora.

No olvides los honorarios y los intereses que las compañías de tarjetas de crédito te cobrarán. Si usted no opta por la protección de sobregiro, usted no tendrá los mismos honorarios cuando usa su tarjeta de débito.

¿Qué es la protección de sobregiro?

Cuando usted usa su tarjeta de débito para gastar más dinero de lo que tiene en su cuenta de cheques, la transacción se llama un sobregiro. Su banco todavía puede cubrir la compra por usted, pero le cobrará un cargo grande por sobregiro por cada transacción en sobregiro. Estos cargos son inmediatamente removidos de su cuenta de cheques, lo que complica el problema. Su banco también puede simplemente rechazar la compra. Con la protección de sobregiro, usted no tiene que preocuparse de que el banco niegue la transacción.

La protección contra sobregiros se encuentra disponible en las tarjetas de débito y te protege si accidentalmente tratas de gastar más dinero de lo que tienes en tu cuenta de cheques.  El banco le cubrirá el gasto, ya sea recurriendo a una línea de crédito o a través de un enlace a su cuenta de ahorros. Sin embargo los cargos asociados con la protección de sobregiro pueden ser  menores a los honorarios que le cobrarían si no tiene la protección.

Cuando su protección contra sobregiro utiliza una línea de crédito, el banco automáticamente le presta el dinero que necesita para cubrir la compra. Al igual que cualquier otro préstamo, habrá un interés asociado con el uso de protección contra sobregiros.

Debido a los costos involucrados, debería  optar por el servicio de su banco de protección de sobregiro.

Las tarjetas de crédito y débito no son siempre intercambiables.

Tendemos a pensar que las tarjetas de débito y tarjetas de crédito son aceptadas prácticamente en cualquier lugar que queramos usarlas.  Algunos negocios, como agencias de alquiler de automóviles ni siquiera aceptan tarjetas de débito. Su visión es que las personas que pueden utilizar una tarjeta de crédito son más propensas a tener la madurez y solvencia crediticia que están buscando en sus clientes.

Entonces, ¿Cuál es la conclusión?

Cuando usted considera todos los datos, las tarjetas de crédito y tarjetas de débito tienen un lugar en su billetera. Las tarjetas de débito son ideales para aquellas pequeñas compras diarias. Si usted normalmente pagaría con dinero en efectivo, entonces use su tarjeta de débito.

Las tarjetas de crédito son mejores para compras en línea, viajes, compra de artículos con un alto precio y para emergencias inesperadas. Siempre trate de pagar su tarjeta de crédito cada mes, ya que llevar un balance en sus tarjetas de crédito no es una buena práctica financiera.

Apprisen BBB Business Review United Way