Search Icon
header-learningCenter

CONSEJOS RÁPIDOS

Las Tarjetas de Crédito Pueden
Ser un Amigo o Enemigo para
Estudiantes Universitarios

 

Mientras que los buzones de correo de los padres se llenan de facturas de tarjetas de crédito de las vacaciones de verano y las compras de regreso a la escuela, probablemente su hijo de edad universitaria esté recibiendo ofertas de tarjetas de crédito por su cuenta.

Credit-Cards 

Debido a la “Credit Card Accountability, Responsability and Disclosure Act” del 2009 (CARD ACT), adultos jóvenes menores de 21 años que solicitan crédito deben ahora demostrar su capacidad de pagar o tener un cofirmante con el fin de ser aprobado. Así, el estudiante universitario de 21 años ha remplazado al estudiante universitario de primer año como el objetivo probable para la comercialización de tarjetas de crédito.

 

La Encuesta de Educación Financiera del 2013 de la Fundación Nacional Para El Asesoramiento Crediticio encontró que el 33 por ciento de los encuestados indicaron que aprendieron más sobre finanzas personales en el hogar. Aunque a primera vista esto puede parecer positivo, a menudo surgen problemas si los padres tienen malos hábitos financieros que los niños observan y posteriormente llevan en sus propias vidas financieras.

Además, la encuesta reveló que solo el cinco por ciento atribuyo sus conocimientos de finanzas personales en lo que aprendió en la escuela. Este número no es sorprendente, ya que muchos estados no incluyen un curso de finanzas personales como requisito de graduación de la escuela secundaria.

Entrar en el mundo del crédito sin una formación adecuada de finanzas personales es buscar problemas, ya que manejar  responsablemente su crédito es fundamental para construir un futuro financiero sólido. Apprisen recomienda que los adultos jóvenes consideren los siguientes consejos para navegar el crédito con éxito:

  • Comience lentamente. No solicite más crédito del que necesita. Un poco de plástico puede recorrer un camino largo, sobre todo en el bolsillo de alguien nuevo al crédito.
  • No actúes como un niño en la tienda de dulces de crédito. Puede ser tentador el gastar en descargas de músicas y pizza nocturnas, pero pequeñas compras pueden sumarse rápidamente.
  • Nunca, cargue más de lo que puede ser pagado en su totalidad cuando llegue la factura. Este es el pilar para manejar exitosamente el crédito. Utilice este truco financiero: Anote cada carga en el registro de cheques y deduzca la cantidad del balance tal y como si un cheque ha sido cobrado. Este método garantiza que los fondos estarán disponibles cuando llegue el momento de pagar la factura.
  • Elige la tarjeta correcta. Nueva tarea: Investigue lo que hay detrás de las ofertas de tarjetas de crédito. Entienda completamente los términos, tasas de interés,  cuotas, y límites de crédito, ya que estas características afectarán la decisión final. Algunas tarjetas estudiantiles también ofrecen recompensas tales como millas o puntos que pueden ser redimidos, pero lea la letra pequeña antes de firmar en la línea.
  • Piense a largo plazo. Marcas negativas en un expediente de crédito pueden seguir a una persona durante años. Evalúe las decisiones de cargos pensando en el mañana, no hoy.
  • Protege la tarjeta. El robo de identidad es rampante en los campus, y una tarjeta de crédito en un escritorio es tan buena como el oro a un ladrón. Dado a que los estudios muestran que el robo de identidad es a menudo cometido por alguien que la victima conoce, no confíe ingenuamente.
  • No permita que otros usen la tarjeta, independientemente de quien dirige la deuda, el pago sigue siendo la responsabilidad del titular de la tarjeta.
  • Si las cosas se ponen fuera de control, recuerde que las empresas todavía aceptan dinero en efectivo y una tarjeta de debito se puede utilizar para el pago en la mayoría de los lugares. No dude en guardar la tarjeta de crédito inmediatamente si las cosas se ponen fuera de control.

El estudiante universitario potencialmente tiene 50 años o más de vida de crédito por delante de ellos, por lo que es fundamental que los hábitos financieros solidos sean establecidos en una edad joven. El crédito puede ser un amigo o un enemigo. Ese resultado se determina por cuya mano está sosteniendo el plástico.







Apprisen BBB Business Review United Way