Search Icon
header-learningCenter

CENTRO DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Finanzas para los Graduados de Escuela Secundaria

A medida que padres en todo el  país se preparan para que su joven adulto se independice, Apprisen quería saber qué preparados están para manejar sus propias finanzas. Pusimos esta pregunta en nuestra página web el mes pasado y encontramos que noventa y tres por ciento de los que respondieron indicó que no está o están preparados mínimamente para manejarse así mismos en el mundo de las finanzas. “Esto envia un mensaje muy fuerte que nosotros como padres necesitamos hacer un mejor trabajo para asegurarnos que nuestros hijos tengan las habilidades y conocimientos necesarios para que sean exitosos financieramente”, indica Jana Castanon portavoz de Apprisen. “No asuma que lo aprenderán por su cuenta o que lo hayan aprendido en el colegio. Tenga la conversación”. Apprisen ofrece estos consejos para empezar la conversación que se enfocará en cómo manejarán su dinero, sus cuentas de banco, y cómo empezar a construir un historial de crédito positivo.

  • Tenga la conversación de dinero. Asegúrese de que usted y su estudiante estén de acuerdo en cómo serán manejados los problemas de dinero antes de que se marchen a la universidad. Converse quien será responsable de cuales gastos y cuál será el presupuesto mensual para esos gastos. Ayude a su adolescente a establecer una cantidad fija que pueda gastar en comida y entretenimiento. Pídales que eviten ir a tiendas de conveniencia y máquinas de meriendas rápidas. En cambio, deberían buscar anuncios de tiendas o sitios web, tales como “Groupon” o “Living Social”, los cuales le ayudarán a encontrar descuentos en opciones de alimentos económicos. Investigue los planes de comidas dentro del campus que a menudo son incorporados en las cuotas estudiantiles.

  • Decida cómo serán manejadas las cuentas de banco. Considere usar un banco local o una cooperativa de ahorro y crédito en la escuela. Estos a veces ofrecen ofertas especiales para los estudiantes y debe ser bastante fácil conseguir una cuenta de cheques. Asegúrese que el banco que usted use tenga cajeros automáticos fácilmente accesibles para que usted no tenga que pagar cargos por los cajeros automáticos. Estos cargos pueden añadirse rápidamente. Y asegúrese de que su estudiante sepa como manejar sus cuentas de cheques y tarjetas de cajero automático. No asuma que ellos saben. Póngase como co-propietario de la cuenta de su adolescente para que tenga acceso a los estados de cuenta para ver como él o ella las manejan. Cuando abra la cuenta, usted tiene la opción de optar por tener la transacción paga en el punto de venta si no hay dinero en la cuenta u optar por no tener la transacción paga. Si usted opta por no tener la transacción paga la transacción será denegada y por lo tanto se limitarán los cargos por fondos insuficientes. Si usted opta por tener la transacción paga, la transacción será completada, no obstante podrán cobrar un cargo por fondos insuficientes. Una alternativa podría ser enlazar la cuenta de cheques a una línea de crédito para cubrir las transacciones cuando no hay dinero en la cuenta. Es importante señalar que esta línea de crédito no es “dinero adicional”, pero un protector en caso de un error en la cuenta de cheques.

  • Ayúdeles a establecer un historial de crédito positivo. Vivimos en una sociedad dominada por el crédito con la mayoría de nosotros dependientes del crédito para compras grandes. Idealmente, mientras se está en la universidad, su estudiante debe comenzar a establecer un historial de crédito positivo. Los prestadores, empleadores, proveedores de servicios y arrendadores revisan ese archivo, y el no tener crédito o tener un mal crédito puede prevenirle de alcanzar sus metas financieras después de la graduación. Debido a la Ley de Tarjeta de Crédito mayores restricciones han sido implementadas para proteger a su estudiante de obtener crédito si no tienen suficiente ingreso para sostenerse. Sin embargo, con su ayuda, aún pueden establecer un historial de crédito. 

  • Considere hacerlos un usuario autorizado en su tarjeta de crédito. Esto es una práctica llamada “piggybacking”/ “llevar a alguien a cuestas”, y es exactamente como suena. El estudiante está unido a la tarjeta de sus padres y tiene privilegios para hacerle cargos, pero ninguna responsabilidad legal por el pago ya que la tarjeta no está a su nombre. La actividad de la cuenta es reportada al buró de crédito en ambos nombres, el del padre y el estudiante. Por lo tanto el joven adulto construye un archivo de crédito para sí mismo. Esta opción permite a los padres monitorear los gastos del estudiante y removerlos de la tarjeta si las cosas se salen de las manos. Sin embargo, tenga en cuenta que si usted toma decisiones erróneas con su tarjeta de crédito, esto será informado en el reporte de crédito de su estudiante.

  • Obtenga una tarjeta de crédito asegurada. Este tipo de tarjeta de crédito requiere un depósito de garantía en efectivo que se convierte una línea de crédito, limitando así cualquier abuso. Asegúrese de que su estudiante este consciente que este tipo de tarjeta, le cargan cuotas altas que pueden disminuir el poder de gastos. También se puede esperar que una tarjeta asegurada tenga una cuota anual y una tasa de interés mayor que una tarjeta sin garantía. Asegúrese de que el emisor reporte al buro de crédito. Si lo hace y  paga responsablemente, una tarjeta asegurada puede ser una forma segura para construir un archivo de crédito.

Haga que sus estudiantes estén conscientes, que cuentas de contratos de celular sin pagar, multas bibliotecarias, u otras cuentas sin pagar, pueden ser enviadas a colecciones y terminar en su reporte de crédito como un ítem negativo. Es importante que ellos entiendan la importancia de pagar las facturas a tiempo, todo el tiempo.

Finalmente, fomente en su estudiante a que monitoree su reporte de crédito. Ellos pueden recibir una copia gratuita de su reporte anual de cada una de las agencias de crédito, Equifax, Experian, Trans Union, una vez al año a través de annualcreditreport.com. Esto fortalecerá su compromiso en establecer buen crédito para que cuando se gradúen estén en una fuerte posición para hacer de sus sueños financieros una realidad.


Sobre Apprisen

Apprisen Financial Advocates es una agencia sin fines de lucro que ha estado ayudando a consumidores a manejar sus finanzas y salir de deudas por más de 55 años. Nuestros Consejeros Certificados proveen consejería de deuda, manejo de presupuesto, consejería de vivienda aprobada por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EE.UU (HUD) y educación financiera. Los servicios son provistos en persona en 10 estados a través de oficinas locales y nacionalmente por teléfono o internet. La agencia sin fines de lucro de consejería de crédito más vieja del país, Apprisen Financial Advocates es conocida en sus comunidades locales como Consumer Credit Counseling Service (CCCS). Acreditado por el Consejo de Acreditación (COA), Apprisen es miembro de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio (NFCC), la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (BBB), y AICCCA. Tenemos información disponible 24/7. Llámenos al 1-800-355-2227 o visite nuestra página web, www.apprisen.com/espanol. También  puede seguir Apprisen/CCCS en Facebook  y Twitter.

 

####

Apprisen BBB Business Review United Way